ACTIVIDADES

semana santa

podras disfrutar  de  los senderos , el paisaje , avistamiento de fauna , alguna barbacoa , berbena el sabado y lo que se te ocurra y te lo podamos ofrecer.

el batan

Todos los sábados ponemos el molino batan en funcionamiento

todo terreno

Disponemos de un vehiculo todo terreno , para recorrer practicamente toda la sierra

a caminar

Tenemos dos P.R. (senderos de medio recorrido) en el pueblo.

Los podemos recorrer los dos con unbuen almuerzo,

 

*Para más información info@casaruraldelaera.com

Casa rural del la Era // Qué visitar // Villa de Cañete
Parque natural de la Serranía de Cuenca   Pulse para ampliar   Pulse para ampliar   Pulse para ampliar   Pulse para ampliar   Pulse para ampliar  
Laguna del Marquesado
La Balsa de Valdemoro
 
Villa de Cañete
Monumento natural de Palancares y Tierra Muerta
Pinturas rupestres de Villar del Humo
Conjunto Histórico de Moya









La Villa de Cañete
con unos 1000 habitantes, es el pueblo más grande de los alrededores. Se situa a 14 kilómetros de Huerta del Marquesado y, si visita la zona es un lugar muy recomendable y que no debería perderse..

Destacan, sobre todo El Castillo, de origen andalusí, que se alza sobre un escarpado cerro dominando la poblacion. Y de la misma época La Muralla que rodea la población y cuyo estado de conservación es magnífico. En La Muralla de Cañete cabe destacar uno de los accesos: La Puerta de la Eras, en recodo, abobedada y con arco de herradura.

Entre su patrimonio también cuenta con la Iglesia de Santiago, la de San Julián y la ermita de la Zarza, patrona del pueblo.

Sin nos visita a finales de julio el paso por Cañete es obligado. Durante los últimos días de julio y principios de agosto la población se engalana para remomorar a su más excelso personaje: el Condestable Don Álvaro de Luna y desde el año 1999 se celebra "La Alvarada".

Con un programa lleno de actividades culturales y festivas y que congrega año tras año a más de 20.000 visitantes, quizá los más importante es ver al pueblo volcado, todos disfrazados de época, con las calles adornadas, mercadillos medievales, cuentacuentos, trovadores, torneos ecuestres, cetrería y la sensación de que hemos vuelto al siglo XIV ó XV.